EL CENTRO
LOS REYES Y LOS JUGUETES

Este escrito responde a algunas de las preguntas que los padres suelen hacernos cada año cuando generalmente estamos ya de frente a las fechas de la navidad.

Ellos nos comentan muchas veces “ Es que mi hijo no sabe jugar solo”. El inicio en el juego requiere un acompañamiento y disfrute con otro, solo después el niño jugara a ratos solo, a ratos demandara la compañía de los padres y en otros la de los hermanos o amigos. Jugar con los hijos puede ser una actividad muy saludable para todos, sobre todo si nos dejamos llevar por lo que ellos nos proponen.

Lo más saludable para los niños/as no es cargarlos de juguetes y mucho menos de forma indiscriminada.

Es importante que ustedes puedan mostrarles a sus hijos otros juguetes que no están solo en los catálogos habituales y que puedan tener otros tactos, además del  plástico. El juguete de madera, las muñecas de trapo, etc., siempre hay alguna tienda dónde encontrar regalos diferentes, es preferible comprar menos juguetes y con control. Esto es importante hablarlo con los familiares.

Hay juegos como las casas de muñecas, granjas, todos los que puedan representar  profesiones, escenas de la vida cotidiana que son muy importantes para los niños porque les ayudan a elaborar y transitar situaciones y vivencias de la vida cotidiana, les ayuda también a representar y representarse la vida, quienes son o quienes serán.

Están los juegos de expresión: marionetas, teatro, sombras… que les ayudan  relatar, expresar, ordenar, imaginar, crear, etc. Justo detrás de una marioneta o un disfraza pueden muchos niños contarnos lo que no harían a cara descubierta,  frente a frente.

Los llamados juegos educativos: puzzles, juegos de mesa, etc. Son también otra forma de entretener y ayudar al niño a desarrollarse. Sin embargo, a estos juegos se les da mucha más importancia que a los otros, como si solo estos les ayudasen a evolucionar  intelectualmente, son juegos que pueden potenciar su atención, la percepción espacial, la norma con el otro, etc. Pero, sin embargo, estos no tocan el aspecto emocional como muchos de los que hemos expuesto anteriormente.

Estarían también los juegos de construcción, los de investigación, los de naturaleza, cocina, etc. Juegos para pintar, modelar, y todo lo relacionado con las manualidades, ayudan en la creación y en el proceso grafomotor (parte de lo que se conoce como psicomotricidad fina).

No se olviden de la buena literatura para niños. Elijan los cuentos pensando si serán para que los lean sus hijos o para que ustedes se los lean; las dos proposiciones son necesarias, el texto, la letra y el mensaje cambia en función de la edad, del niño al que se le va a ofrecer. No se olviden de comprar cuentos tradicionales, con buenas adaptaciones y traducciones que cuiden los textos y las ilustraciones, si se va a las librerías especializadas pueden aconsejarles bien. Yo no recomiendo para nada todos los que corren por ahí de las versiones de Walt Disney,  están muy distorsionados.

Hoy nos enfrentamos a los juegos tecnológicos, estos copan si les dejamos todo el tiempo de ocio de los niños. Ellos han nacido en este tiempo y es lógico que quieran jugarlos pero es tarea de los adultos seleccionar los juegos y controlar los tiempos. son muy pocos los juegos virtuales que se han creado para los niños, excepto algunos de tipo educativo, algunos también para los más pequeños. Cuando hablamos de niños mayores la inmensa mayoría de estos juegos están hecho para adultos y estamos viendo en muchos casos que les enganchan y les crean ciertos problemas.

Les deseo unos buenos reyes.

 

Fdo.: la directora del centro